Partida de Rol de MUNDO DE TINIEBLAS ambientada en la Comarca del Gran Bilbao
 
PortalÍndiceFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Manada Noche 1 escena 1

Ir abajo 
AutorMensaje
chicho2025
Vampiro & Siervo del Wyrm
Vampiro & Siervo del Wyrm
avatar

Cantidad de envíos : 90
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 04/02/2008

MensajeTema: Manada Noche 1 escena 1   Miér 21 Mayo 2008 - 0:25

Manada Noche1 Escena1
El desvencijado edificio se encuentra apenas ocupado esta noche. El barrio
de Vallecas está prácticamente desierto y la gran cantidad de ocupas
que suele dormir en las plantas superiores se ha visto reducida a un
pequeño grupo que duerme ahora placidamente en una de las habitaciones
de la segunda planta. El viejo edificio lleva desocupado varios años, y
tiene visos de seguir así durante unos cuantos años más. Los sótanos,
donde no llega la luz solar durante el día y están los garajes donde
antes se aparcaban los dueños de los pisos, es vuestro refugio.

Cada uno de vosotros tiene su propia pequeña lonja particular, elegidas
entre las que aún conservaban las puertas para encerraros durante el
día. Decorados con lo mínimo posible, apenas tenéis un catre viejo
donde tumbaros y algunas pertenencias que poder coger rápidamente si
hay que salir corriendo. Entre montones de escombros, trastos viejos y
basura, una enorme mesa de despacho con unas cuantas sillas
desvencijadas que de milagro se mantienen aún en pie ejercen de sala de
reuniones cuando así se precisa. En estos momentos el lugar está
silencioso y lúgubre. No hay actividad de la manada desde hace varias
noches, y el aburrimiento y el hastío hacen mella en los miembros.
Todos esperan con ansia que la sacerdotisa cumpla con sus obligaciones
organizando algún tipo de juego ritual con la que poneros a prueba y
matar así el tiempo. Pero May, la temible sacerdotisa hechicera, no
está en el refugio esta noche. A nadie ha dicho a donde ha ido, y nadie
se lo ha preguntado. Tampoco a Rafael, el Ducti, que sigue sin aparecer.

En una de las lonjas más oscuras, una a la que la pequeña luz colgante del
techo apenas alcanza a iluminar, Julián trata de afilar correctamente
su cuchillo de combate con una piedra de afilar gastada y vieja que
encontró hace unas semanas. Sus ropas desgastadas y sucias apenas le
diferencian de cualquier sin-techo, apenas unos pantalones militares y
una camiseta gris, con sus botas militares negras. De vez en cuando
alguna esquirla hace un rayón en la superficie de la hoja, lo que
provoca gruñidos y palabras malsonantes que rompen la monotonía de la
noche.

Michaela se mantiene en pie en su cubículo, frente a un enorme espejo roto que
cuelga de una de las paredes, con sus inmaculadas ropas negras de
imitación a cuero. En posición firme de combate, saca su alfanje
rápidamente en un movimiento adquirido por largos entrenamientos como
asesina, ejecuta un par de movimientos y lo vuelve a guardar. La rutina
del entrenamiento que lleva a la perfección, como le enseñó su maestro.

Pandora hace ya un buen rato que ha llegado al refugio comunal, procedente de
su propio refugio en la mansión de su mentor. Éste no se encuentra en
la ciudad, y ella goza de libertad absoluta, aunque comienza a
arrepentirse de haber acudido a una reunión tan aburrida. Se ha cansado
de alisar su blusa blanca y de colocarse la corta falda de colegiala
que ha decidido ponerse esta noche con coquetería. Sentada en la mesa
central de la sala, espera a que algo suceda.

Sentado cerca de ella, Ramón trata de mantener la calma sin mucho éxito. El
siervo de May sabe que cuenta con el desprecio de los miembros de la
manada, y que el único motivo por el que aún no ha sido despedazado
como divertimento general es el miedo que la hechicera de su ama
provoca en los vampiros presentes. Sin embargo, eso no le hace sentir
menos temor. Podrían olvidar ese miedo si se aburren demasiado.

Y algo parece suceder. El primero en darse cuenta es Julián. El sonido
inconfundible de un vehículo deteniéndose frente al edificio. Es un
coche con buen motor, de esos que hacen poco ruido, probablemente un
coche caro. Se detiene apenas unos segundos, lo justo para abrir la
puerta, dejar bajar a alguien, cerrar de nuevo y alejarse. Ese alguien
parece entrar en el edificio, con un caminar característico que Julián
reconoce al momento. Pocos segundos después, May aparece en la sala.
Sus tacones, algo altos, pero también con la base lo suficientemente
amplia, eran los que hacían tan peculiar sonido. Los calcetines a rayas
blancas y negras llegan casi hasta la rodilla, sin tocar la falda
desigual hecha de varios colores y materiales. La parte superior del
atuendo, hecho en palabra de honor, es de una sola pieza...aunque
originariamente fueran varias camisetas. Una indumentaria muy propia de
ella.

Segundos después, mientras los presentes observan la llegada de May, Julián se
sobresalta al descubrir que por otra puerta del garaje aparece Rafael.
¡Sin que él lo haya oído! Durante un momento se reprocha su falta de
concentración, pero finalmente racionaliza que por algo Rafael castillo
es el líder de la manada.

Al fin todos reunidos, parece que la noche va a animarse. Es el momento de
que los líderes organicen a una manada aburrida y hastiada, que la
fuerza del Sabbat impere en la noche a través de sus puños y colmillos.
Hay ansia de sangre.


------------------------------------------------------------------------------------------------


Aquí
comienzan las andanzas de la manada Sabbat en su conjunto. Todos teneis
libertad para hablar y moveros por la habitación, pero no hagais cosas
que sobrepasen la mera interpretación sin que el narrador sea avisado
(uso de disciplinas, combate, demostraciones de poder...). Podéis
poneros de acuerdo en mantener un orden en las intervenciones o hablar
cuando considereis oportuno, pero tratad de seguir una linea lógica de
actuación (que no acaparen dos jugadores la conversación por estar más
tiempo conectados mientras otros permanecen en un segundo plano, ni que
alguien interrumpa por ejemplo cuando alguien hace una pregunta directa
a un determinado personaje). Yo trataré de mantener cierto control de
lo que vaya sucediendo, e interrumpiré si considero necesario o
conveniente.



Espero
que todos tengan en cuenta la gran oportunidad interpretativa que
supone este sistema: tened en cuenta vuestra Naturaleza, Conducta, y
los niveles de vinculum con vuestros compañeros; no os limitéis a
soltar frases, interpretad también gestos, movimientos y expresiones
físicas; y sobre todo, divertíos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chicho2025
Vampiro & Siervo del Wyrm
Vampiro & Siervo del Wyrm
avatar

Cantidad de envíos : 90
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 04/02/2008

MensajeTema: Re: Manada Noche 1 escena 1   Miér 21 Mayo 2008 - 0:28

( Turno de Rafael)

Al llegar al refugio, alzo la mirada, observo a los presentes y alzando la voz digo en forma serena:
" Hermano...
mirando a Julian
...hermanas...
mirando a May , Michaela y finalmente a Pandora
...los espero en la sala de reuniones "
Me dirijo hacia la sala de reuniones sentandome en la posicion central...

Cruzado de brazos espero a los integrantes de la manada...
----------------------------
Michaela se cuelga una pequeña mochila a la espalda, cruza la espada
envainada en su espalda y se dirige hacia la mesa de reuniones si
nmediar palabra.
Sus forma de moverse es gracil y sigilosa, parece no hacer ningun ruido.
Finalmente cuando llega a las inmediaciones de la mesa permanece en pie con los
brazos entrecruzados frente al pecho y sin sentarse.
Permanece muda y espera al resto de los hermanos de manada.

-----------------------------

Julian Bravo
Aqui me encuentro semi sentado, afilando mi cuchillo, para que en el momento
de dar muerte, asi lo haga, me ofende muchisimo que mis victimas sigan
viva cuando mi cuchillo las visita, ya que me molesto en usar las
herramientas del hombre.Durante un momento me pongo a mirar la
sala, observo a mis hermanos y hermanas, observo a Michela como
desenfunda su arma y como la maneja, "tengo ganas de volver a verla en accion"
pienso mientras de casualidad veo mis manos, mi mejor baza en este
mundo. Despues veo a la hermosa Pandora con su faldita y su blusa,
desde aqui noto su aroma de su refugio, se nota que este sitio no va
con ella pero aun asi, lo hace por el bien de la manada. Y luego, veo a
Ramon aun sigo pensando por que demonios no he dado caza a este humano.Entonces oigo el motor de ella, de May, "mmmmm la hechicera ya esta aqui"
pienso mientras enfundo el cuchillo y con ese gesto apago tambien mis
ganas de mutilar. De repente oigo a Rafael, en ese instante me quedo
perplejo "como ha podido evitar a mis sentidos" pienso mientras me pongo de pie al oir que nos espera, "se nota que es una gran guerrero" lo pienso mientras me sacudo un poco el polvo, no es algo que me importe pero no me gustaria disgustar a la hechicera.Y acto seguido me dirijo a la sala de reuniones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chicho2025
Vampiro & Siervo del Wyrm
Vampiro & Siervo del Wyrm
avatar

Cantidad de envíos : 90
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 04/02/2008

MensajeTema: Re: Manada Noche 1 escena 1   Miér 21 Mayo 2008 - 0:32

MAY

May ha entrado con el paso firme, haciendo que los tacones que lleva
resuenen bastante. Ha entrado con su forma de andar habitual: pasos
largos y algo erráticos, como si fuera insegura de sí misma al andar.
La espalda, aunque erguida, se ve en tensión, como lista para saltar en
cualquiér momento. Pero luego se ve su cara, y ya no parece tan
insegura. Los ojos, que no miran a nada en particular, brillan llenos
de odio y sadismo. La boca está cerrada de una forma bastante forzada.
Eso quiere decir que está tramando algo, saben todos por expreciencia...

Nada más llegar, Ramón se levanta para inclinarse ante ella, pero la
llegada del Ducti de la manada le deja descolocado. ¿A quién faltar el
respeto? ¿Al Ducti, o a su May? Como leyéndole la mente, May se da
cuenta del conflicto interior de la oveja y piensa que le viene de
perlas: no tiene que estar ahí, al menos no ahora. Limitándose a
chasquear un dedo, Ramón asiente y, tras hacer una leve inclinación de
cabeza al Ducti, sale con paso acelerado de la estancia.

Haciendo una inclinación de cabeza general, musita un "Hermano, Hermanas". Girándose a Rafael, repite el gesto con un "Señor" que
sale de sus labios. Entonces centra su mirada en la pared desvencijada
y parece obnubilarse en su propio mundo de pensamientos, sin enterarse
de nada en absoluto. Pero sí se entera. Por las buenas o por las malas,
en su día descubrísteis que sí se entera.

--------------

Ramón sale del aparcamiento apresuradamente, tras despedirse
formalmente de Rafael con una reverencia y de lanzar una nerviosa y
temerosa mirada a Julián. Es evidente que ha percibido algo que le hace
temer al cazador, quizás sepa que podría convertirse en una presa si la
protección de su domitor le fallara...

Todos oís los pasos
apresurados del fiel sirviente de la sacerdotisa alejándose escaleras
arriba, y sus pasos amortiguados por la estructura del edificio
mientras camina nervioso por la planta de arriba. Al fin estáis solos,
hijos de la noche y dioses de la sangre. En cuanto pandora se una a
vosotros en la mesa de reuniones podréis proceder...

-----------------------------
PANDORA

Observa
alejarse a Michaela silenciosamente, a Julian notando en él un brillo
extraño en sus ojos al mirarla, a May... y finalmente, no se le pasa
por alto ver a Ramón salir nervioso de allí y alejarse.De un
pequeño salto se baja de la mesa donde estaba sentada, se ajusta los
guantes por los que asoman sus dedos de afiladas uñas y se coloca el
bolso colgado del hombro sobre su camiseta blanca que contrasta con su
pelo negro que se confunde con la oscuridad y se acerca con movimientos
felinos. Tras una sombra llega el último miembro de la manada,
la veis aparecer en la entrada entre las sombras que se proyectan por
la lámpara desconchada que cuelga del techo de la habitación, sus ojos
brillan misteriosos y llenos de curiosidad, la luz tenue le da un toque
místico en su cara pálida. Os observa uno a uno, y saliendo
de la oscuridad entra en la habitación, sus movimientos os recuerdan a
los de un gato, y se acerca a una mesa pegada a la pared, se sienta
lentamente, cruza sus largas y delgadas piernas pegándose la minifalda,
sus movimientos son ágiles y elegantes, se apoya con las manos en las
rodillas y se queda expectante escuchando, lista para la caza que
presiente ante la llegada de Rafael y May. Con unos ojos del color del
cielo de mediodía, del último que llegasteis a contemplar, y en
silencio... espera...[/size][/size]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Manada Noche 1 escena 1   

Volver arriba Ir abajo
 
Manada Noche 1 escena 1
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Noche de febrero
» BELDAD EN LA NOCHE DE ÉBANO
» Soneto a la noche
» noche en San Gil
» Evolución del traje de noche eduardiano

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
GRAN BILBAO Oscuro :: LA AVENTURA BILBAÍNA :: GRAN BILBAO :: Rafael Castillo-
Cambiar a: