Partida de Rol de MUNDO DE TINIEBLAS ambientada en la Comarca del Gran Bilbao
 
PortalÍndiceFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Lucía: Castro Urdiales Dia 1

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Sáb 16 Feb 2008 - 20:00

Escena 1

Abres lentamente los ojos y te descubres envuelta en las sabanas blancas que tanto te gustan, te giras para ver la hora y ves que aún es temprano para ser un domingo 07:30 am; eres una mujer muy activa pero el calor de la cama parece que te amarrara a ella, sin embargo tomas una actitud de dignidad y te levantas, das unos pasos para entrar al baño y tomar la bata que cuelga dentro, para ponértela y ajustar el cinturón, “aun no es hora del baño primero desayunare” piensas después de todo los últimos días has estado estudiando un poco acerca del lenguaje de los cazadores y eso te ha dejado bastante exhausta, así que este día lo tomaras con algo de calma.

Caminas hacia el balcón que tienes en la habitación, pasas la puerta y recuestas los brazos en el barandal, recorres con la mirada el cielo y con pruebas que hace un día hermoso: cielo despejado, sol radiante, la brisa marina meciendo lentamente la copa de los arboles. Definitivamente estos momentos que te dedicas a observar la naturaleza te llena de tranquilidad y ¿por qué no? de felicidad.

Sigues con tus contemplaciones y es entonces cuando ves como un coche cruza el portón de la entrada, “es temprano para visitas” te llama la intención el hecho pero no demasiado, es verdad que es temprano pero no por eso es un delito.

Con un aire renovado ingresas a tu cuarto dispuesta a darte un gran y sabroso baño para luego bajar a desayunar, cuando el sonido de la voz un poco alterada de Alfredo te detiene; decides bajar a ver que es el alboroto, mientras te acercas a las escaleras puedes entender mejor, no es nada serio es solo Alfredo diciendo “en un tono un poquitín elevado” a Rafael que estas no son horas de visitar de manera sorpresa una casa decente y que la señorita Lucia estaba dormida.

Te causa gracia que Alfredo te siga protegiendo de esta manera, pero Rafael es no solo un viejo amigo sino mi primo, así que estando despierta posponer el baño y bajar a atenderlo.

El sonido de tus pasos en las escaleras los hace girar y observarte, Alfredo se preocupo pero le diste a entender que nada pasaba así que él se va a prepararte el desayuno.

Rafael te mira de pies a cabeza de manera algo burlona y te dice “que guapa te ves”.

Sabes muy bien que aun no te bañas y por lo tanto no estás en tu mejor momento, sin embargo eso no te molesta por el contrario posas tu mano izquierda sobre la cintura, la derecha en la cabeza peinándote hacia adelante un poco y haces gesto como si le enviaras un beso y le dices “¿así te gusto más?”. Una incontrolable risa los toma por sorpresa a ambos es entonces cuando sales disparada a abrazar a tu primo que hace rato no veías y le invitas a tomar asiento; estas sentándote en uno de los sillones cuando sientes un sobre de manila caer en tus piernas, levantas la mirada y ves a Rafael con una expresión seria.

  • ¡Ábrelo!
Obedeces e inspeccionas el contenido, son las fotos de un homicidio bastante feas y grotescas como para verlas antes de desayunar, le regalas a Rafael una mirada de incomprensión total.


  • Esas fotos son de un homicidio que ocurrió anoche, la policía me entrega estas fotos ya que siempre de una manera u otra me preguntas por estas cosas, normalmente las boto ya que no me preguntas por ellas, pero estas tienen algo especial, fíjate en la foto 23.
Obedeces y miras la foto, en ella aparece el hombre con señales de… ¿garras?, no es fácil después de todo hay mucha sangre, pero lo que te llama la atención es la pared al fondo de la imagen, en ella hay una especie de dibujo.



Al verlo quedas petrificada, sabes que ese símbolo es parte de los que has estado estudiando, el lenguaje secreto de los cazadores el Scriptum, pero no conoces su significado.


  • Mira Lucia, hasta ahora te he ayudado desde el Ayuntamiento, sé muy bien que ese garabato tiene relación con tu “comunidad”, hasta ahora solo yo lo he notado te advierto, que si tu grupo es un grupo homicida, no podre protegerte y la policía los buscara como a cualquier delincuente incluyéndote a ti.
  • Tengo mucho trabajo el día de hoy, dile a Alfredo que tendré que despreciar ese desayuno, con cianuro que me quiere dar, será en otra oportunidad, y Lucia ten cuidado te lo digo como primo y como amigo.
Diciendo estas palabras se dirige a la puerta y se va, mientras tanto quedas sumida en un mar de dudas, que significa ese símbolo y ¿la victima será un cazador o una presa?, continúas con los interrogantes hasta que la vos de Alfredo te devuelve a la realidad.

  • Señorita Lucia el desayuno está en la mesa.


Última edición por JUANCAR el Miér 20 Feb 2008 - 13:23, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Lun 18 Feb 2008 - 14:28




Tras despedirme de mi primo en la puerta de la casa y ver como se aleja en su coche, subo corriendo a mi habitación, me recojo el pelo un poco para apartármelo de la cara y que no me moleste y me pongo mis gafas. Entonces bajo de nueo y me dispongo a desayunar con esa imagen delante mío. No puedo dejar de mirarla mientras degusto la sabrosa comida que Alfredo me ha preparado, y me revienta no conocer su significado.

Una vez termino de desayunar, corro de nuevo a la planta superior, a mi habitación. Abro el armario y cojo la primera ropa cómoda que veo, unos tejanos finos, un top negro y una sudadera marrón con cremallera y gorro. También selecciono algo de ropa interior sencilla casi deportiva, y con todo ello me voy al baño para darme una ducha rápida, arreglarme el pelo de forma sencilla para que caiga sin problemas hacia atrás -no quiero tener que apartarlo de mi cara cada dos segundos-, y cumplir con la demás higiene habitual -cepillado dental, desodorante, algo de perfume, un poco de maquillaje...- antes de salir disparada a preparar mi bolso. Un bolso sencillo, con las cosas habituales de toda mujer y la foto en cuestión.

Durante un instante, dudo acerca de la posibilidad de llevar conmigo la pistola. Es una pistola pequeña, y me cabe perfectamente en el bolso sin problemas. Además, tengo licencia para llevarla y justificación por el peligro que corre una jovencita de mi nivel económico -es poco habitual que concedan ese tipo de licencias, pero con algunos sobornos y los contactos de mi primo...-. lo que no se es si realmente merece la pena ir armada para lo que pienso hacer hoy. Finalmente me decido a llevar el arma.

Ya preparada y poniéndome las gafas de nuevo, salgo de la habitación y bajo las escaleras dado saltos de excitación.


  • ¡¡Alfredo!! ¡¡Me voy a ver al señor Bervena!!

Agustín Bervena. Mi Mentor. Un Cazador, como yo, pero con mucha más experiencia. Tengo la esperanza de que sepa el significado de este simbolo y pueda arrojar luz sobretodo este asunto.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Sáb 23 Feb 2008 - 3:57

Escena 2
Sales y cierras la puerta tras de ti, con paso decidido te acercas al garaje para abordar el coche con el que te planeas transportar el día de hoy.

El sol brilla en lo alto del firmamento ayudado de un cielo despejado que te llena de fuerzas, gustas mucho de esta clase de días.

Estas horas de la mañana en días festivos hacen que los paseos en coche sean muy agradables y en especial rápidos, las calles casi desérticas de Castro no dan señal de vida mas allá de unas pocas personas en puestos de revistas y uno que otro haciendo los ejercicios matutinos.
Llevas buen paso, vas por la avenida Santander hasta tomar la Rúa sigues derecho hasta la Arturo Dúo Vital y ya en esa sabes que en poco tiempo te encontraras la iglesia de Santa Maria de la Asunción.





Llegas a Santa Maria, buscas donde aparcar el coche y sales en busca de la casa cural, al llegar llamas a la puerta pasados unos minutos te empiezas a impacientar pensando que hubiese sido mejor llamar antes de venir después de todo es posible que no este.

Pasados unos 10 minutos una voz ya conocida por ti se escucha a lo lejos Un momento.
Tus dudas de si él está o no en casa se disipan, acto seguido abren la puerta y un Agustín
Bervena un poco mas canoso de lo que lo recordabas te saluda con una amplia sonrisa.

Lucia que agradable sorpresa, ¿cómo has estado?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Mar 26 Feb 2008 - 15:40


  • Lucia que agradable sorpresa, ¿cómo has estado?


  • Ociosa...

Una tenue sonrisa tata de disimular mis problemas y preocupaciones. No me gusta ser en exceso directa, por eso me limito a saludarle con dos besos en las mejillas y a aparentar que se trata de una simple visita de cortesía. Un café con algunas pastas de esas que le envían las monjas de los monasterios que conoce... algo de conversación... Y finalmente él mismo se dará cuenta de que me ha traido alguna razón en concreto. Será entonces cuando le enseñe la fotografía, y le pida que me ayude a identificar el simbolo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Vie 29 Feb 2008 - 16:01

Escena 3

Luego de un par de minutos de charla Agustín adopta una actitud un poco seria, te mira a los ojos y de una manera delicada y pasiva te pregunta.
· Algo en tus ojos me dice que no has venido solo a saludar.
Te ruborizas un poco ante la franqueza de Agustín, pero aun así te repones le miras directamente a los ojos y contestas.
· Lamento admitirlo pero tienes razón, esto es lo que me ha traído hoy a interrumpir tu día de descanso.
Acto seguido le haces entrega de la foto. Agustín se toma su tiempo examinando la foto, la observa durante un buen rato mientras su rostro da muestras de concentración y preocupación, luego de un par de minutos te dice.
· Ese símbolo representa una reunión una cita entre cazadores, aparentemente en ese lugar se encontrarían algunos de ellos.
Tu mente esta apunto de continuar en la línea que ha dejado Agustín pero notas que su mirada continúa en la foto, y además parece que no estuviera tranquilo.

No lo molestas evitando interrumpir sus pensamientos, pasados un par de minutos te decides a hablar.
· ¿Te preocupa algo?
· En realidad si, este tipo de marcas deberían estar en los exteriores: paredes, piedras, arboles cualquier superficie que pueda ser vista por muchas personas y así poder entregar el mensaje al cazador o cazadores deseados. No entiendo porque un cazador pondría esta marca en el interior de una casa.
ese momento llaman a la puerta.
· Parece que este será un día agitado.
Dice mientras se levanta de su silla y te da una gran sonrisa.
· Espero que con esto calmes tu sed de conocimientos por hoy, tengo una reunión en media hora. Lucia querida, por ahora sería conveniente que no hicieras nada. Te levantas y le acompañas a la puerta, te despides de beso en la mejilla; sales de la casa cural y buscas tu coche, en el camino hacia él te quedas sumergida en tus pensamientos recordando las palabras de Agustín, una cosa tienes clara tienes que ver ese simbolo en persona.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Mar 4 Mar 2008 - 22:09



  • Espero que con esto calmes tu sed de conocimientos por hoy, tengo una reunión en media hora. Lucia querida, por ahora sería conveniente que no hicieras nada.

Sonrío ante las palabras de mi mentor asintiendo con gesto infantil. Se que hay sabiduría en sus palabras, pero no se hasta que punto me está contando todo lo que sabe. Unas gotas de información y pedirme que no haga nada... Hasta él debe saber que eso no será así.

Me despido de él con dos besos en las mejillas y camino hasta mi coche ausente en mis pensamientos. Entro en mi coche y saco de nuevo la foto de mi bolso, recordando las palabras de Agustín. No tiene sentido poner ese signo en el interior, donde nadie va a poder verlo... ¿O si? ¿Quizás alguien quería que solo pudiera verlo quien tuviera acceso a las fotos policiales? No, es una tontería... una suposición estúpida...

En cualquier caso, trato de observar detalles en la foto que me indiquen donde se encuentra esa casa. Necesito entrar allí y verlo todo con mis propios ojos. Si la foto no meindica el lugar, los periódicos o sus edifciones digitalesme informarán de donde se han producido incidentes de ese tipo ultimamente.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Mar 11 Mar 2008 - 16:55

Escena 4


Enciendes el coche y comienzas a desplazarte a través de la ciudad, la vida de la ciudad es mucho más agitada que hace rato cuando te dirigías a ver a Agustín. Recorres cuadra tras cuadra absorta en tus pensamientos, mientras los semáforos de las calles te obligan a parar de cuando en cuando, el sonido del motor del coche te mantiene en ese trance que te ha sumido todo este asunto de la fotografía y el extraño símbolo, permitiendo que sigas tu camino sin saber muy bien cual sea este.

No muy lejos de la iglesia de Santa Maria un semáforo te obliga a parar mientras cambia su señalización, al hacerlo notas la primera pagina de uno de los diarios que vende un joven en la calle, en dicha pagina hablan de un homicidio, casi por acto reflejo compras el periódico y comienzas a leerlo.

OFF:
Debes remitirte a las informaciones del subforo noticias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Vie 14 Mar 2008 - 19:34

Leo el artículo con avidez, en el asiento delantero de mi automóvil. Voy subrayando lo que considero importante con un bolígrafo que tenía en la guantera del coche. Seminarista... barrio Paraíso IV sobre la avenida Derechos Humanos... un testigo...

No es demasiada información, pero si suficiente, al menos para empezar. Si me desplazo a ese barrio y comienzo a preguntar, es posible que logre encontrar la dirección exacta. A la gente le encanta cotillear, sobre todo si pregunto a señoras mayores con demasiado tiempo libre y nada productivo en que gastarlo. He visto muchas veces en la televisión a "periodistas del corazón" obtener jugosas declaraciones de gente en mitad de la calle. Quizás incluso podría localizar a ese testigo...

Lanzo el periódico al asiento de al lado y arranco el motor, poniendo rumbo al barrio Paraiso IV.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Miér 26 Mar 2008 - 2:05

Escena 5


Manejas hasta llegar a paraíso IV. Lo que pensaste que te tomaría por lo menos un par de horas en realidad no te toma sino un par de minutos ya que las autoridades y los medios de comunicación hace apenas unas horas abandonaron el lugar, es tanto que los curiosos todavía están en las calles, aparcas el coche y te diriges a las personas que están claramente cotilleando, al llegar a una de ellas les preguntas por el homicidio y te llena de detalles aunque claro es más o menos lo mismo que leíste en el diario, sin embargo la señora anexo cual es el edificio y numero de apartamento exacto donde ocurrieron los hechos.


Tus ojos se iluminan, tu corazón se acelera estas tan cerca de el origen de dicho símbolo casi no lo puedes creer.

Te diriges al lugar de los hechos pero notas que las bandas policiales todavía están bloqueando la entrada del apartamento, demostrando un enorme sigilo propio más de un ladrón que de una fina dama, te introduces en el apartamento.

La escena no podía ser más… sombría, el lugar está hecho un desastre: libros, muebles, platos, cerámicas. Todo está tirado en el suelo señas de una gran pelea, las paredes tienen pequeñas manchas de sangre, y la silueta del cadáver pintada con tiza aun se ve en el suelo. Levantas la vista y al final de la habitación puedes ver el símbolo, sin embargo escuchas un sonido en dirección de la cocina que te hace pensar que no estás sola.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Vie 4 Abr 2008 - 12:13

El corazón me comienza a palpitar con fuerza inusitada, pareciendo incluso que va a estallar en mi pecho en cada bombeo de una sangre que corre con fuerza por mi interior, acrecentando un cierto mareo y un gran acaloramiento. No puedo pensar con claridad y, aunque se que es solo un efecto de la adrenalina fruno del nerviosismo y del miedo, es no me reconforta.

Mi primer impulso es llevar una mano al bolso agradeciendo que, en ese momento de duda, decidiera finalmente traer la pistola. Si quien está en la cocina es el responsable de todo ésto... Sin embargo, antes de sacar el arma me doy cuenta de que hay más posibilidades. Y una de ellas pasa precisamente porque sea un policia terminando la investigación de la escena del crimen. No quisiera apuntar con un arma a un policía, eso me trería muchos problemas y ya serían suficientes con tener que explicar que hago en este lugar. También podría irme silenciosamente y volver cuando el terreno esté despejado, pero... en el fondo necesito saber quien hay en este lugar. Podría ser importante.

Dejo mi mano dentro del bolso, el cual pende firmemente atado de mi hombro. Mi mano, sin ser vista, sujeta mi arma cargada, de modo que pueda sacarla y disparar sin problemas llegado el caso. Y camino en direción a la cocina, con lentitud, tatando de ser lo más silenciosa posible. Y eso es complicado en medio de este desastre. Por eso mis nervios van creciendo a pasos agigantados, creo que me van a estallar los oídos a cuenta de mi pulso acelerado, y apenas puedo tragar saliva, mi corazón pide a gritos libertad para salirse de mi pecho...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Miér 9 Abr 2008 - 7:24

Escena 6


Un paso, tu corazón se acelera, otro paso, sientes como si se te saliera del pecho; contando los pasos y con el pulso acelerado llegas hasta la punta de la puerta de la cocina, das un pequeño vistazo y no puedes ver nada así que comienzas a entrar en la cocina lentamente.

El panorama es igual al resto de la casa: cubiertos, ollas, electrodomésticos regados por el suelo, al fondo de la cocina esta la nevera la cual se encuentra abierta de par en par y los líquidos allí almacenados gotean lentamente desde sus respectivos recipientes los cuales se encuentran tumbados en el interior de la nevera, te alivias un poco al pensar que era solo tu imaginación jugándote una mala pasada con eso del sonido desde la cocina, sin embargo parece que esta estuviera hecha en forma de L y al lado de la nevera esta la otra parte, te acercas con cuidado hasta que ves algo que paraliza tu corazón, en el fondo del pasillo de la cocina que aun no puedes ver hay una pequeña luz, una lámpara quizás, dicha luz genera una sombra que se extiende hasta alcanzar la nevera aunque no puedes ver la forma de la sombra con claridad debido a la cantidad de cosas que hay tiradas en el suelo, lo que si puedes asegurar es que es mucho más grande que un humano.

Con todo el sigilo que te permite tu corazón a punto de desbocarse, te acercas a la esquina para ver de frente lo que genera dicha sombra, mientras te acercas puedes escuchar lo que parece ser gruñidos y el sonido de “uñas” rastrillándose contra el suelo; cuando estas a 3 pasos de la esquina por accidente pisas una de las ollas haciendo bastante ruido, de inmediato ves como la sombra se gira como si buscara el origen del sonido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Vie 18 Abr 2008 - 18:49

Mi corazón parece estallar, el calor oprime mi oídos. El peligro es evidente. Maldigo mi maldita maía de meterme en todos los berengenales por mi curiosidad. Todo tengo que saberlo, maldita sea, y eso me pone en peligro. Y ahora estoy en un lio del que quizás no logre salir.

Sea quien sea, sea lo que sea, lo que hay en esa cocina no es humano. Es un monstruo. Y por alguna razón que no logro explicar, hace que el recuerdo de la muerte de mis padres regrese a mi mente de forma inesperada. ¿Guardará alguna relación? Incluso ahora, con el inminente peligro de muerte, me pregunto si estaré ante una oportunidad de saber algo acerca de aquellos seres...

Sin embargo, no tengo tiempo. Mi descuido ha alertado a la criatura de mi presencia, y no soy una corredora veloz. Si decide perseguirme, no tendré oportunidad. Tampoco puedo confiar en esconderme en medio de este desastre. Acosada por la desesperación, tan solo puedo confiar en su desgana, en que no haya despertado en él tanto interés como para atacarme directamente.

Doy un par de pasos, todo lo silenciosos que pueda, hacia atrás. Mientras tanto, saco mi pistola del bolso y la sostengo con las dos manos, temblorosas y nerviosas, quitando el seguro y amartillando el percutor. Quizás no me siga, quizás esté demasiado ocupado con lo que quiera qu estuviera haciendo, y yo no le interese. Si es así, quizás logre llegar a la puerta y salir a las escaleras, escondiéndome escaleras arriba hasta que este ser abandone el lugar. De lo contrario... rogaría por mi vida amenazando con disparar, a pesar de que sospecho que esta pequeña pistola no detendrá a tan grande criatura.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Sáb 19 Abr 2008 - 2:21

Escena 7


Estas caminando lentamente hacia atrás, de la manera más silenciosa que te permite el hecho de no ver por donde caminas en especial en un lugar con tantos obstáculos regados indiscriminadamente en el suelo como este, te acercas a la puerta mientras una gota de sudor frio recorre tu rostro comenzando en la cabeza y abriéndose camino por tus mejillas; tus manos están sudando y tienen un ligero temblor tanto así que se te dificulta mantener el arma con firmeza entre tus manos.



cinco pasos, cuatro pasos, tres pasos… es el conteo mental que llevas de la distancia que te separa de la puerta de la cocina, al notar que casi has llegado giras rápidamente para calcular la distancia y dirección, y así evitar chocar contra una pared, acto seguido vuelves a estar alerta ante tu objetivo sin embargo al girar ves algo que te crea un vacio en el estomago tan intenso que piensas que el mundo se te escapa, al frente tuyo a escasos palmos de tu rostro se encuentra una fila larga de colmillos que pertenecen a el hocico de lo que parece un lobo gigantesco, sientes como 2 garras te sujetan de manera repentina pero firme por los hombros y una espesa y caliente saliva gotea por las fauces del animal mientras un gruñido gutural se escapa finamente de su interior.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Lun 28 Abr 2008 - 12:22

No...

No, por dios, no...

No quiero morir...

Dios, no lo permitas...

Mi cuerpo se agarrota, no soy capaz de moverme, de hacer nada. Mi mano esá firmemente cerrada en torno a la empuñadura de la pistola, pero no soy capaz de extraerla del bolso. No porque esté atascada, sino porque no me puedo mover. Mi cuerpo está bloqueado por mi mente, por la tensión, por la sorpresa, por el miedo. Siento el aliento de la criatura sobre mi rostro, el sudor que recorre mi piel, y lo único que puedo hacer es entrecerrar los ojos y sentir lo músculos de mi rostros contraerse por la tensión, hasta el punto en que roza el dolor.

Y de repente, siento una iluminación: lobos. La criatura que tengo delante guarda cierta semejanza con un animal salvaje, con un enorme lobo-hombre ¿No se parece a esos seres que, en la oscuridad de la noche, asaltaron mi hogar y me arrebataron a mis padres? ¿Tendrá todo ésto alguna relación? Instintivamente, mis ojos se abren un poo más, observando su rostro animal, y mi visión se vuelve más y más clara, hasta el punto en que no son mis ojos los que le observa, sino una visión mucho más profunda, unos ojos que penetran en el interior de la bestia y la analizan en busca de la verdad.



OFF: Utilizo "Señala"

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Vie 2 Mayo 2008 - 1:28

Escena 8


Sientes el poder de tu convicción expandiéndose en tu pecho como una voraz llama que recorre tu medula espinal llenando tu mente y por ultimo fluyendo a través de tus ojos, igual que tantas otras ocasiones cuando Agustín te enseñaba a usar las sagradas habilidades de los cazadores; pero esta ves algo no esta bien, tu poder no te da ninguna pista sobre el animal, estas confundida y bastante alarmada es entonces cuando notas que la bestia no te esta haciendo daño, aunque te sostiene de los hombros no te lastima, levantas la vista y ves en sus ojos, al contrario de lo que esperabas ver no hay odio en ellos; lentamente levantas una mano y la posas suavemente sobre su rostro la dejas correr con ternura en señal de no agresión, lo que paso a continuación fue totalmente inesperado.



La bestia dejo de emitir sonido alguno, luego te suelta los hombros, notas que respira entrecortadamente, como si estuviera intentando controlar su propia furia interna. De repente ante ti ves que la bestia empieza a perder tamaño, su pelaje se comienza a desvanecer y es entonces cuando la criatura aterradora de hace unos momentos se transforma en un joven de no más de 13 años de edad: piel blanca, cabello castaño algo rebelde y completamente desnudo. Tu mano sigue sobre el rostro del joven el cual tiene señales de haber llorado durante mucho tiempo, de repente el chico te abraza y puedes sentir que todo su cuerpo esta temblando es más parece que está muy asustado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Vie 2 Mayo 2008 - 15:09

Acompaño su abrazo estrechándole entre mis brazos sin pensarlo. El miedo se desvanece, dejando lugar a la ternura y la incredulidad. Era un monstruo, una bestia, pero no es más que un niño, un pequeño que sufre. Nunca me había planteado la verdadera naturaleza de los seres sobrenaturales. Ansiando conocer más sobre ellos, sus poderes, sus debilidades, sus motivaciones... no me había parado a pensar en sus orígenes. Aunque no parecía importante, en estos momentos y con ese niño llorando desconsolado entre mi brazos, me parece lo más importante del mundo. ¿Son acaso una raza que se reproduce, criando a sus retoños en la naturaleza general de la especie? ¿Es acaso una enfermedad lo que convierte a muchachos como éste en enormes criaturas sedientas de sangre? ¿O será una maldición, como cuentan las antiguas leyendas?

Mi primer impulso es preguntarle al niño, pero en estos momentos soy incapaz de hacer nada salvo abrazarle con fuerza, hacerle saber que no está solo, que no tiene que sufrir solo, que hay alguien a su lado que cuidará de él. Ahora se el motivo de que mis poderes no me facilitaran información acerca de sus debilidades: mi misión no es dañarle, sino cuidar de él.

Hace apenas unos instantes estaba a merced de una bestia que podía disponer de mi vida. Ahora estoy a merced de un niño, esperando pacientemente a que se calme, a que él mismo sea capaz de dar el primer paso, presentarse, explicarse, decir algo. Hará tiempo de limpiarle y vestirle para que me acompañe, ahora el muchacho necesita tiempo. Y le voy a dar el tiempo que necesite.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Mar 6 Mayo 2008 - 19:49

El niño necesitaba ese abrazo más que cualquier otra cosa en el mundo, te sujeta con fuerza como si temiese que al soltarte desparecieras y le dejaras solo de nuevo. Con mucha calma el chico te suelta y da un paso a tras, en ese momento puedes notar que tiene marcas por su cuerpo, cicatrices que te cuesta pensar cómo se las ha podido hacer, de hecho tu cabeza es un mar de preguntas sin respuestas en este momento.


El sollozar del niño se va disipando poco a poco, parece que por fin se está calmando y podrá hablar con el, sin embargo, es tal la tención del momento que los minutos de silencio que han pasado parecen horas.


Pasados 10 de los minutos más largos de tu vida, el niño se controla y te mira, unos enormes ojos azules se cruzan con tu mirada mi nombre es Alejandro;
si lo que Antonio dijo es cierto, tú debes ser una cazadora.
Al pronunciar el nombre de la otra persona el niño se descompone lleva sus manos a la cara y comienza a llorar como si recordarse algo que lo hiciese infeliz y rompe en llanto de nuevo, sin que tengas tiempo de reaccionar el niño se lanza a tus pies y te abraza las piernas mientras te dice: por favor, no permita que me lleven.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Jue 15 Mayo 2008 - 23:40

¿Llevárselo? A pesar de que el muchacho necesita cariño y comprensión, me doy cuenta de que ante todo necesita protección ¿Pero quien querría llevárselo? ¿Otros cazadores? Sería factible, muchos cazadores no verían en este pequeño más que un monstruo al que destruir para limpiar el mundo. ¿Acaso otros monstruos como él? También sería posible...


  • Nadie va a llevarte. -Mi actitud es ahora mucho menos cariñoso y más firme, tratando de mostrar cara al exterior una confianza y seguridad con la que no cuento por dentro- Levanta, tenemos que irnos de aquí.
Busco con la mirada en medio del desorden algo de ropa para el muchacho, a pesar de que mis ojos no paran de visita la puerta de entrada. El temor de que quienquiera que ande detrás del niño llegue en estos momentos se adueña de mí.


  • Alejando ¿Tienes por aquí algo de ropa para vestirte? Pues venga, rapidito que no tenemos todo el día.

Mientras se viste con lo que haya, sea o no de su talla, y sin quitar ojo de la puerta ni apartar mi mano del bolso en qe guado la pistola, me pregunto si sería un buen momento para que el chaval me cuente lo que está pasando.


  • Mi nombre es Lucía, y si que soy cazadora. Dime, Alejandro ¿Quién es Antonio? ¿Y quien quiere llevarte?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Lun 19 Mayo 2008 - 6:20

Alejandro parece sorprenderse cuando le hablas y sale corriendo a una habitación, después de un par de minutos sale con: una camisa, un pantalón y una chaqueta. Parece que la ropa es de el ya que le queda muy bien.

El niño se mueve rápido de un lado a otro terminando de organizarse aunque lo hace un poco torpe, te hace pensar en un niño cuya impaciente madre lo espera.

-Mi nombre es Lucía, y si que soy cazadora. Dime, Alejandro ¿Quién es Antonio? ¿Y quien quiere llevarte?

Tus palabras lo frenan en el acto, te mira como con ojos de melancolía, su rostro demuestra la tristeza de un niño que ha perdido algo importante.

-Antonio era un cazador y hermano para mi, era el seminarista que asesinaron en esta casa; el evito hace unos años que otros demonios como yo me secuestraran, aunque eso le trajo muchos problemas, en días recientes supimos que los “míos” habían localizado este apartamento, además la sociedad de leopoldi o algo así, decreto la muerte de ambos. Antonio me dijo que al dibujar ese símbolo vendría alguien a ayudarme. Yo no sé porque soy diferente ni por qué me quieren hacer daño, Antonio me protegió y explico cosas de mi que no sabía, pero aun así no sé porque tengo que pasar por todo esto.

Las lagrimas recorren sus mejillas, aunque esta ves de por un llanto incontrolable, son más las lagrimas de tristeza que alguien arroja al recordar a un ser querido.

Clap, clap, clap puedes escuchar como alguien aplaude.

-parece que el sarnoso sabe hablar- Te giras y ves como alguien está parado en la puerta, es un hombre alto de con flexión delgada, él es quien está hablando y aplaudiendo.

-Me encargare que desaparezcas de este mundo y así evitarte tanto sufrimiento- le dice el niño mientras este tiembla de pies a cabeza. –por tu bien será mejor que no seas familiar de este bicho o le acompañaras al mas allá- te dice con una mirada de
asco.

Sujeta con ambas manos una cadena gruesa, con la que pretende agredir a Alejandro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Lun 19 Mayo 2008 - 11:30


  • Eso no va a pasar.

Sorprendentemente, las palabas surgen entre mis labios plenas de seguridad. Lo habitual sería que se vieran inundadas por el miedo y el nerviosismo, pero por alguna razon, no es así. Puede que sea la rabia que me produce un acto de injusticia tal, pensar que haya hombres que decreten la muerte de un muchacho inocente.

Antes siquiera de darme cuenta, tengo la pistola entre mis manos. La sujeto con una firmeza que me sorprende incluso a mí, apuntando al hombre en medio del pecho. El seguro quitado, el arma amartillada, el dedo sobre el gatillo... y me doy cuenta de hasta que punto estoy más que dispuesta a disparar. No parece el curso de acción de una cazadora, no se que opinaría Agustín de todo ésto, pero me da igual. El muchacho está bajo mi protección, respondí a la llamada y solo me tiene a mí. No es culpable de aquello que le sucede y no permitiré que pague por la falta de visión de otros.


  • Alejandro, ponte detrás mío.
  • Y tú, seas quien seas... Apartate de la puerta y comienza a explicarte ¿Por qué pretendes dañar a un niño inocente?

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Mar 3 Jun 2008 - 4:38


  • Alejandro, ponte
    detrás mío.

  • Y tú, seas quien
    seas... Apartate de la puerta y comienza a explicarte ¿Por qué pretendes
    dañar a un niño inocente?




Alejandro sale corriendo a refugiarse detrás de ti, mientras el hombre de la cadena le
sigue con la mirada, ciertamente el chico tiene miedo y este tipo solo empeora la situación, tienes todo el valor que has podido reunir y apuntas al hombre con total decisión, esperas impaciente por su respuesta.


- Vamos amigo, relajate, suelta la cadena.


Escuchas esas palabras sin embargo no sabes de donde sale, levantas un poco la mirada y
puedes ver que detrás del sujeto de la cadena hay otro hombre(solo Dios sabes de donde salió) que tiene un arma en sus manos y le apunta por detrás al loco de la cadena, aunque en su rostro no se ve mucha decisión para disparar.


-Valla, valla, parece que hay muchos traidores cuida perros.


Son las palabras que salen de la boca de ese sujeto, es difícil de entender como alguien puede hablar de esa manera de un ser vivo.


-Uds dos deben saber en lo que se están metiendo, si ayudan a este perro a escapar, serán cazados por la ciudad, no existirá lugar alguno en que estén a salvo de nosotros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JUANCAR
GRAN BILBAO Oscuro
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 834
Edad : 40
Localización : Gran Bilbao
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 02/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Mar 3 Jun 2008 - 11:23

La aparición del desconocido insufla algo de valor a mi corazón. A pesar de que desconozco su identidad y sus intenciones, eso poco importa. Podría ser un policia -aunque lo dudo, porque se habría identificado como tal-, algún amigo del chico o del tal Antonio, o quizas otro Cazador que haya recibido la señal de alguna manera. Como yo. El caso es que parece querer ayudar, y su mera presencia hace que mi pulso sea un poco más firme.

Para compensar, el desconocido de la cadena habla de si mismo como parte de un grupo. Parece que no solo hemos de preocuparnos por él, sino que habrá más. Más gente dispuesta a arrebatar la vida a un niño pequeño debido a una dolencia que no eligió sufrir. Quizás porque no se molestan en saber, en aprender, en dilucidar la verdad que encierra su naturaleza. Ven algo diferente y ya es excusa suficiente para ellos. Eso me recuerda los momentos más tristes de la historia de la humanidad.


  • No has respondido a mi pregunta ¿Por qué quieres dañar al chico? ¡¿Y quienes sois vosotros?!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.webgranbilbao.tk
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Dom 22 Jun 2008 - 0:29

La tranquilidad del un edificio residencial en la barrio Paraíso
IV ha sido quebrantada, en horas de la mañana un homicidio ha sido
consumado, las largas horas del día, trajeron todo tipo de personas a
invadir el edificio, desde policías que necesitaban hacer el
levantamiento del cadáver, hasta amas de casa que gustan de meter las
narices donde no las llaman, la policía se va del lugar con el cuerpo y
la “noticia” motivo por el cual la prensa se va del lugar, y el
edificio vuelve a estar en calma.

Unas horas más tarde el mismo
apartamento es testigo de lo que posiblemente se convierta en otro
homicidio, dentro del apartamento se encuentra una mujer protegiendo a
un pequeño niño, mientras sostiene un arma con ambas manos y apunta sin
vacilación a un hombre de conflexion delgada que está parado en la
puerta franqueando la salida, este
tipo lleva una cadena gruesa
entre las manos; un tercer individuo de cabellos rubios también armado
se encuentra detrás del hombre de la puerta y con la misma actitud que
la mujer, apunta su arma contra el tipo de la cadena.


El hombre de la cadena se gira en dirección del hombre rubio que tiene a su espalda.
-Valla, valla, parece que hay muchos traidores cuida perros.
-Uds
dos deben saber en lo que se están metiendo, si ayudan a este perro a
escapar, serán cazados por la ciudad, no existirá lugar alguno en que
estén a salvo de nosotros.



El rubio parece no entender y sin dejar de apuntar le espeta.

- Amigo, no estás en posición de andar con jeroglificos así que explicate.


Justo en ese momento desde el interior del apartamento se puede escuchar a la mujer hablar.

  • No has respondido a mi pregunta ¿Por qué quieres dañar al chico? ¡¿Y quienes sois vosotros?!

El
sujeto de la cadena se ve en un predicamento así que suelta la cadena y
la deja caer la piso, con un hábil movimiento se tira al suelo sobre su
espalda y mientras cae estira los brazos con fuerza hacia los lados
como si les lanzara algo a la mujer y al rubio, aunque sus
manos estaban vacías 2 cuchillos emergieron de ellas y se dirigieron con total claridad a sus objetivos.


Antes
de poder entender lo que pasa los cuchillos se acercan peligrosamente a
el rubio y la mujer, el rubio como acto reflejo voltea su cuerpo
apoyando la espalda en la pared del pasillo dejando que el cuchillo
pase frente a él sin ningún problema, la mujer por otro lado se
mueve
lentamente y por poco la alcanza el cuchillo; se escuchan pisadas que
cada vez se hacen más distantes, “el tipo está huyendo”, justo cuando
el rubio desde fuera y la mujer desde dentro del apartamento piensan ir
en su búsqueda, un grito de dolor les detiene, detrás de la mujer un
niño de no más de 13 años está tirado en el suelo lleno de sangre
mientras la hoja de una navaja le atraviesa el pecho, la misma que
segundos antes esquivo la mujer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Miér 25 Jun 2008 - 6:50


  • ¡¡No, no, noooooooooooooooooooo...!!

Grito
con desesperación. No debí moverme, no debí exponer al niño. Se lo
había prometido, le prometí que le protegería. Y ahora le veo tendido
en el suelo, con este puñal atravesándole el pecho. No es posible, no
puede estar pasando, no está pasando...

Cojo con rapidez una
camiseta que hay tirada en el suelo cerca nuestro, una que el muchacho
desechó a la hora de vestirse, y la aprieto contra su pecho, sobre la
herida. No puedo detener la salida de sangre con el arma aún clavada,
pero no se si quitarlo es una buena idea ¡¡Mierda, nunca hice ningún
cuso de primeros auxilios, y eso que me los ofreceron en la
universidad!!


  • ¡¡Necesitamos una ambulancia!!

Le
grito al desconocido de la puerta, mientras las lágrimas asoman a mi
rostro. Mis manos tiemblan sobre el pecho el niño al tiempo que se van
cubriendo del líquido rojo que empapa la camiseta. Se muere, se muere...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
PELESIT
Narrador
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : Medellin/Colombia
Valoración de Juego :
100 / 100100 / 100

Fecha de inscripción : 03/02/2008

MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   Dom 10 Ago 2008 - 4:40

-policía nacional-


-Una ambulancia sale en camino, por favor mantenga presionada la herida de la víctima hasta que podamos llegar.


Cuelgas el teléfono y obedeces las indicaciones de la mujer al otro lado de la línea, Alejandro está perdiendo el color de las mejillas, además sus quejidos se hacen más débiles, no necesitas un curso de primeros auxilios para notar que la vida se le escapa a este niño de entre tus manos.


Tap, tap, tap sonidos de pasos llegan a tus oídos en la lejanía, realmente son los socorristas que entran a la habitación pero en el estado de shock que te encuentras lo sientes como si
estuvieran en otro lugar, con decisión uno de ellos te quita del medio para poder atender a Alejandro, con rápidos movimientos le toman el pulso y le recuperan los latidos con los movimientos que tantas veces has visto en las películas pero que solo un profesional podría aplicar con éxito, lo toman y montan en una camilla mientras con bastante urgencia salen de la habitación hacia la ambulancia y con destino del hospital de Cruces, corres detrás de la camilla pues quieres saber estar al tanto de lo que le pase al chico, un oficial de policía te franquea el paso presto a hacerte preguntas, pero al notar el estado en que te encuentras te deja ingresar en la ambulancia.


Existe un mito popular que dice que los autos más veloces del mundo son las ambulancias, aunque nunca te habías plantado la posibilidad de pensar en esto más que un mito, compruebas que tienen su fama bien ganada, la velocidad a la que conduce el socorrista es muy elevada.


Compruebas como salen de Castro conocedora que los hospitales no son parte de su entorno y por ende hay que salir de la ciudad para llegar a uno, en el interior de la ambulancia le sostienes la mano a Alejandro con fuerza mientras el paramédico le constata
continuamente los signos vitales, el monitor muestra el ritmo cardiaco de Alejandro y para tu pesar sus latidos se hacen cada vez más lentos y separados, bip… bip… bip……bip……bip………bip


-El chico se nos va, rápido hay que inyectarlo-


Las palabras del paramédico llenas de adrenalina y a la vez vacías de sentimientos te sacan de tu ensimamiento y empiezas a pensar en la posibilidad que el chico no lo logre.


BAAAM, escuchas una explosión y sientes como la ambulancia pierde el control, la
velocidad que llevaba hace que al caer al suelo se de varias vueltas sobre el chasis, dentro de la ambulancia todos son azotados sin piedad, los medicamentos vuelan sin ningún control, los monitores se resisten a abandonar la ambulancia estrellándose contra todo
lo que encuentran incluyendo a uds tres: el paramédico, Alejandro y tu.


Después de unos largos minutos la ambulancia se detiene completamente, estas adolorida pero sin señales de heridas, Alejandro está tirado en el suelo, sin embargo, los paramédicos no tuvieron tanta suerte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Lucía: Castro Urdiales Dia 1   

Volver arriba Ir abajo
 
Lucía: Castro Urdiales Dia 1
Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Castro Urdiales de nuevo
» Catecismo parroquial
» Salvador Bermúdez de Castro nació el 6 de agosto de 1817
» Julián de Castro
» Rumores sobre la muerte de Fidel castro

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
GRAN BILBAO Oscuro :: LA AVENTURA BILBAÍNA :: Castro Urdiales (Vampiro, Hombre Lobo, Cazador) :: Cazadores :: Lucía Llorente-
Cambiar a: